viernes, 20 de noviembre de 2015

IMPRESIONES SOBRE EL SEMINARIO DE NEURODIDÁCTICA


Como ya se informó en una anterior entrada, el pasado martes 10 de noviembre tuvo lugar en el Hospital de El Escorial un seminario sobre Neurodidáctica dirigido a toda la comunidad educativa y coordinado por el pediatra Javier A. Blumenfeld Olivares.

Este taller, al que asistieron 9 profesoras y más de 20 alumnos de nuestro centro, pero también profesionales y estudiantes de varios institutos de la Sierra Oeste, tenía como principales propósitos dar a conocer mejor el TDAH y la dislexia como sendas alteraciones de la función ejecutiva del cerebro y proponer el aprendizaje cooperativo como un medio más para ayudar en el aula a los alumnos que padecen estos trastornos.

 Tras una primera parte más teórica a cargo de los médicos implicados en este estudio experimental (pediatra y neurólogo), los miembros del Proyecto Phoenix - varios profesionales de la enseñanza liderados por Javier Espinosa Gallardo - propusieron cuatro talleres distintos para demostrarle a los asistentes de forma práctica la influencia positiva sobre el aprendizaje de los siguientes factores: el juego, el movimiento, la cooperación entre iguales y las emociones.


Estas son las impresiones de dos de nuestras alumnas de 1º ESO que participaron en este seminario:

"El martes por la tarde, algunos alumnos de todos los institutos de la Sierra tuvimos una charla en el Hospital de El Escorial. En ella se nos enseñaron muchas cosas interesantes como, por ejemplo, la manera en la que trabaja nuestro cerebro cuando aprendemos algo nuevo. Un neurólogo también nos explicó qué son exactamente el TDAH y la dislexia y cómo esos trastornos afectan a nuestros compañeros que lo padecen. Después, no llevaron a hacer unas actividades muy divertidas en las que aprendimos a trabajar de forma cooperativa para conseguir metas." 
Elia (1 ESO E) " 

"Esta charla fue muy interesante porque se nos explicó el funcionamiento del cerebro durante el aprendizaje y por que, por ejemplo, una clase puede llegar a ser aburrida si asistimos a ella sin motivación. Además se nos habló de la dislexia y de otro trastorno del aprendizaje, el TDAH. Los talleres que se hicieron después de la charla fueron muy amenos porque hicimos juegos en grupos para poner en práctica lo que nos habían contado." 
Alba (1 ESO E)